¿Facilitar accesos?, ¡Pues vale!

Suponemos ser una sociedad democrática, a veces hasta parecemos civilizados.

Asumimos que los minusválidos existen.

Reconocemos que las aceras deben tener rebajes, no sólo por las sillas de ruedas; también por los ancianos con andador, y por las sillas de bebé, y por comodidad en general.

Y vemos que los empresarios parecen esforzarse en normalizar los accesos a sus establecimientos.

Y, si no hay acceso fácil, se prepara una rampa, y se advierte de su existencia.

Como en el ejemplo:

Que, para los que no lo vean bien, es un cartel amarillo avisando de la existencia de una rampa para minusválidos. El problema es que lo han puesto tan alto que apenas te percatas de que está.

Sin preguntarme cómo hace alguien en silla de ruedas para llamar la atención y que le pongan la rampa.

Anuncios

Un comentario en “¿Facilitar accesos?, ¡Pues vale!

  1. Imagino que esperan que el minusválido se levante, lea el cartel y entre a pedir la rampa para, luego, volver a sentarse tranquilamente.

    Eso o que vaya acompañado.

    O que tenga buena vista y buenos pulmones.

    ¿Había un teléfono de avisos en el cartel? por si un móvil podría sustituir a los buenos pulmones.

    Si no, siempre puedes lanzar un ladrillo al cristal de la derecha que seguro que salen.. eso sí, igual olvidan la rampa con el susto!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s