Enfermedad

10:00

Ha empezado a dolerme la garganta.

Mi esposa dice que podían ser anginas.

13:00

Mi dolor no ha remitido, pero mi exploración por internet ha despejado parte de mis dudas.

Meningitis o Síndrome de Jacobs Treswelling. ¡Gracias hipocondriopedia!

14:00

He probado la homeopatía. Llevo una hora chupando hielo, me duele más la garganta y tengo la lengua dormida.

15:00

Me he acostado, pero tengo sudores. Creo que la fiebre va a acabar conmigo. Tengo que echarme una manta más por encima, está claro que cuatro mantas y dos edredones no son suficientes.

17:00

He colocado una campanilla en la mesilla para poder llamar a mi mujer cuando necesite algo, ya que apenas tengo voz.

17:05

He necesitado un vaso de agua.

17:07

He necesitado que remetieran las mantas.

17:09

He necesitado que me pusieran la mano en la frente para ver si ha subido la fiebre.

17:12

He necesitado que me dijeran la hora.

17:15

Mi mujer ha venido sin llamarle, ha tirado la campanilla por la ventana.

He oído un portazo. Es mejor que se haya ido, así no corre riesgo de contagio.

17:30

Sigo teniendo frío. Voy a pasar a por mantas a casa de mi vecino.

17:40

Me he puesto encima toda la ropa de abrigo posible. Llamo a la puerta de mi vecino, no debe estar.

17:45

Estoy en casa de mi vecino, he tenido que entrar rompiendo una ventana. Me lo agradecerá; le ventilo la casa, demuestro que un caniche no es un perro guardián y, además, cumplo el deseo que expreso la última vez que nos encontramos: “no quiero verte más para no matarte”. Me quiere tanto.

18:00

Al salir de casa de mi vecino he encontrado un señor muy amable que se ha ofrecido a vigilar la casa desde dentro. Lo hubiera hecho yo mismo, pero mi estado febril es notorio y no puedo quedarme en una casa con las ventanas rotas.

18:30

Sigo sin poder dormir, los ruidos en casa de mi vecino han aumentado. Pasaría a decirle a aquel señor tan amable que baje la música, pero el peso de las mantas apenas me deja moverme.

18:32

Sigo sudando, creo que necesitaría más mantas.

18:45

He oido gritos y sirenas. La policía ha llamado a mi puerta. Cuando he podido moverme he bajado a abrir la puerta.

18:47

Estoy tendido en el suelo del recibidor con un puñetazo en un ojo. Mi vecino, siempre tan efusivo, ha intentando abrazarme, pero mi mala cara le ha hecho titubear y ha terminado impactando su mano en mi cara.

18:50

Mi vecino está en el suelo con un policía esposándole.

18:55

Me han introducido en un coche de la policía para explicar algo de un robo.

18:56

He pedido al policía conductor que suba la calefacción.

18:57

He pedido al policía conductor que suba la calefacción.

18:58

He pedido al policía conductor que suba la calefacción.

Me ha pedido amablemente que me calle. Le haré caso, creo que para él sería una molestia detener el vehículo, descender de el y administrarme un correctivo.

19:15

Descender del vehículo ha sido terrible. Me han expuesto al frío de la calle, sin ir, apenas abrigado. Menos mal que no me desnudé de nuevo al volver de casa de mi vecino.

19:20

Ya no me duele la garganta. Está claro que chupar hielo ha funcionado. Para que luego duden de los remedios tradicionales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s