maletín para la bici

Dicen que con una imagen sobran palabras, pero como soy un poco verborreíco, os lo voy a ir relatando.

Pillamos una bolsica de esas que tenemos en casa y una plancha de plástico rígido.

materiales

Dibujamos la trasera, recortamos, lijamos y limpiamos.

modelado

Un cordoncico de pegamento.

pegado
Y lo pegamos a la trasera por el interior.

interior

Marcamos donde irán las bridas, para que el maletín quede nivelado.

marcado

Perforamos. He usado un soldador para que no se deshilache la bolsa.

agujeros

Ponemos las bridas y apretamos.

bridas
Terminado.

montada

Los especialitos la podéis impregnar de impermeabilizante o buscar unas abrazaderas que permitan desmontarla cuando aparques la bici.

 

Soy Discovery Max

Algunas aventuras empiezan con una caja llena de piezas. Mi hija tenía una bicicleta recuperada de un trastero que, entre la edad y un par de inviernos a la intemperie, estaba bastante estropeada.

Como en las familias los objetos se heredan, para esta primavera que la pequeña necesitaba bici “grande”, decidí apañársela.

Y si los del Discovery se dedican a reparar coches que rescatan del desguace y a cosas así, yo no voy a ser menos.

Primera faena, desmontar.

Segunda faena, meter todo en una caja, para no perder piezas pequeñas.
en caja

Como las cosas hay que hacerlas bien, o, al menos lo mejor posible, lijado y decapado del cuadro. Para quitar pegatinas, escorchones… Y para pintar en otro color y que quede bien.
decapando

No os lo váis a creer, pero a base de horas la pintura original va desapareciendo. Y en las zonas de difícil acceso, más horas.
lijada

Por suerte, todo tiene su fin. Cabina de pintura improvisada, mano de imprimación y mano de pintura.
imprimacion

Con la pintura seca comienza la parte técnica, el montaje. Todo lo que quité debe volver a su sitio. Cambio de sirgas, engrasado de cojinetes, ajuste de tuercas…
piezas

Y poco a poco, con paciencia, la bici va tomando forma

tomando forma
Yo también me he dado cuenta de que la rueda trasera está montada al revés.

Hasta que queda terminada y lista para el disfrute veraniego.
final

Coste de reparación:  Sirgas, manetas y frenos nuevos: unos 10€

Pintura, imprimación, lija, cepillo metálico: aproximadamente 20€.

Tiempo: algo más de 20 horas.

¿Habría sido más rápido y barato comprar una de segunda mano? Puede, pero no sería la bici.

Que es posible que no de para una serie del Discovery. Puede, pero habría que añadirle mi talento natural para explicar las cosas y lo bien que quedo en la tele.
Sr. Discovery, si está usted leyendo esto, ya sabe donde localizarme.

¿cómo dices que ajustas los frenos?

Qu’es muy fácil.

Acercas la maneta de freno al puño, pero sin apurar, que quede holgurica, y la sujetas con cinta aislante:

Las zapatas, que para eso las estás ajustando, se quedarán así (o más separadas, según hayas cuidado la bici):

Las ajustas, pegadicas a la llanta. Y, cuando quites la cinta aislante, ya sólo tienes que tensar un poco la sirga desde la maneta.

Y, hala, a “estozolate” por ahí.